Orden en tu armario

Para que el orden en el armario venza al desastre no existen las medias tintas: vacíalo todo, junta toda tu ropa y los complementos y sigue este paso a paso que te proponemos:

Lo primero: Vaciar y limpiar

Antes de ordenar el armario, tienes que vaciarlo del todo. Y no solo el armario, toda la ropa de todos los sitios donde la tengas guardada. Así verás todas las prendas que tienes organizadas, tendrás claro el espacio que tienes para guardar y, de paso, podrás hacer una limpieza profunda de armario y cajones.

Antes de ordenar, tira sin miedo

Saca toda la ropa del armario para empezar a ordenar. Y para tirar a conciencia quédate solo con «lo bueno», con la ropa que realmente usas o es de calidad, o como dice Marie Kondo, con aquello que te haga feliz. Recuerda: menos es siempre más. Con el resto haz dos montones: lo que no te gusta o queda bien, para donar; y lo que no está bien, para tirar.

Si hay ropa que está en buen estado y no la quieres tirar, siempre puedes donarla o venderla. Y, ¿por qué hacerlo?

· Cuantas menos cosas, menos de las que preocuparte y más fácil de mantenerlas ordenadas.
· Podrás decidir y encontrar qué ponerte cada día más rápido.
· Si das a tus prendas el espacio necesario, las tendrás todas a la vista, te las pondrás más y estarán cuidadas.

Divide (y vencerás…)

Este es el siguiente paso para organizar y ordenar el armario como un profesional: antes de guardar la ropa que te quedas sepárala por tipos, solo así sabrás qué espacio necesitas realmente para cada cosa y verás que guardarla será más ágil. Haz montones de pantalones, camisas, camisetas, jerséis…

Separa las camisetas de manga corta y las de manga larga, los pantalones de vestir de los informales o los vestidos cortos de lo largos. Más divisiones significa más fácil de guardar, de encontrar y de mantener en orden el armario. 

Ordena y coloca cada cosa en su lugar

Parece obvio, pero no siempre es fácil. Guarda tus básicos, la ropa que te pones más, bien a mano. Eso es a una altura de entre 100 y 200 cm. Lo de otras temporadas o de uso ocasional puede ir en las zonas menos accesibles.

orden armario

¿Barras o Baldas?

Si tienes muchas camisas, chaquetas y vestidos en el armario, cuantas más barras mejor. Usa cajas para tener en orden lo de otras temporada. Que sean del mismo color, con tamaño intermedio y con etiquetas. En la parte inferior pon los zapatos de uso esporádico también en cajas.

Las perchas

A la hora de organizar el armario, parece un tema menor pero no lo es. Si todas las perchas son iguales la capacidad de tu armario se aprovecha mejor y queda más estético. Para las camisas, elígelas ni muy grandes ni muy finitas. Las americanas, chaquetas y abrigos necesitarán un poco más de anchura. 

Prepara tus outfits

Tener un colgador extensible en algún rincón es práctico para poderte preparar la ropa del día siguiente (o de la semana) y también para airear la que te acabas de poner.

Los accesorios

Una de las balda te puede servir para las joyas que más te pones, para las gafas o incluso como tocador. Tiene todo el sentido del mundo que estén allí donde te vistes, completan tu imagen. Los accesorios de metacrilato facilitan mucho su uso: los ordenas y los encuentras enseguida.

  • BOLSOS: con estos separadores te quedarán genial. Es importante que metas las asas hacían dentro para que no se enreden.
  • BUFANDAS y PAÑUELOS: doblarlos en vertical es la mejor opción para que estén siempre a la vista. Colócalos dentro de cajones o de cestas en baldas. Ten en cuenta a la hora de escogerlas que aproveches el espacio al máximo.
  • CINTURONES: lo mejor es ponerlos enrollados y usar separadores para que no se mezclen.
  • Para pequeñas cosas como CARTERAS, GUANTES, GORROS, o GAFAS DE SOL, unifica por categorías y utiliza separadores o cestas para tenerlas contenidas. También puedes reutilizar cajas de zapatos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *