Sujetadores de lactancia

Sujetadores de lactancia

Los sujetadores de lactancia son prendas diseñadas especialmente para mujeres que están amamantando. Están confeccionados con características específicas que hacen que el proceso de lactancia sea más cómodo y práctico. Estos sujetadores suelen tener copas que se pueden abrir fácilmente, ya sea mediante clips frontales o solapas deslizables, lo que permite un acceso rápido y sencillo al pecho durante la alimentación del bebé. Además, están fabricados con tejidos suaves y elásticos que se adaptan a los cambios en el tamaño y la forma del pecho, brindando comodidad y soporte durante todo el día.

Rebajas
Seitop – Paquete de 3 brasieres de lactancia para mujer, sin costuras, G1, Medium
  • Material cómodo: 90 % nailon y 10 % elastano. Tejido suave, sin irritación, buena elasticidad y transpirable, suave para ti y la piel de tu bebé. Se puede llevar mientras duermes. (Consulta la tabla de tallas en la imagen)
  • Fácil lactancia: cierres con una sola mano y diseño de correas ajustables, facilitan la alimentación del bebé. Retira el cierre y deja caer la copa del brasier, puedes comenzar la alimentación rápidamente. (Te sugerimos que elijas una talla más grande de la que normalmente haces)
  • Sin derrames laterales: los paneles laterales más anchos disminuirán el desbordamiento lateral y ayudarán a mantener las alas del brasier a los lados para dar el máximo ajuste y apoyo, no estresan tu costilla. Ideal para mujeres embarazadas y lactantes.
  • Almohadillas extraíbles: copas de espuma moldeadas para un forro cuando lo quieras (para ocultar pezones o almohadillas de pecho). La tela elástica proporciona suficiente apoyo al pecho, mantiene la forma después del lavado.
  • Extensores y clips adicionales: los extensores te permiten ajustar la tensión de las correas para adaptarse a tu pecho. Los clips pueden proporcionarte múltiples formas de uso.

 Cual es la necesidad de un sujetador de lactancia

No todas las mamás optan por adquirir un sujetador de lactancia especial. Algunas piensan que no es necesario, ya que siempre pueden sacar un pecho de un sostén elástico. Y sí, técnicamente es posible. Pero, ¿no sería más conveniente priorizar la comodidad y la funcionalidad? Con un sujetador de lactancia, la maternidad se vuelve mucho más sencilla.

Este tipo de sujetador está diseñado especialmente para facilitar y agilizar el proceso de amamantar al bebé. Gracias a unos clips especiales en los tirantes, las copas se pueden abrir casi de inmediato, permitiendo un acceso rápido al pecho para alimentar al niño. Además, los tirantes están firmemente unidos a la parte inferior de las copas, lo que garantiza que permanezcan en su lugar incluso después de abrir el clip.

Durante los primeros meses de vida del bebé, es normal que las mamás no duerman mucho. Pero es importante que encuentren momentos para descansar, incluso si es solo una siesta. Y qué mejor momento para hacerlo que cuando el bebé también está dormido, a tu lado, en su cuna colecho. En caso de que despierte con hambre, el sujetador de lactancia facilita la alimentación sin necesidad de levantarse de la cama.

Además de la conveniencia, los sujetadores de lactancia ofrecen ventajas adicionales en comparación con los sostenes normales. Son elásticos y mantienen su forma, evitando la deformación que suele ocurrir con el uso prolongado de otros sujetadores. Esto garantiza una sujeción adecuada y evita que la piel del escote se estire, lo cual es especialmente importante dado el aumento de peso de los senos durante la lactancia. También proporcionan alivio para la espalda y los hombros, especialmente para las mamás con un busto más grande.

Por último, los sujetadores de lactancia permiten el uso de almohadillas para la lactancia, lo que ayuda a mantener la higiene y la limpieza de la ropa del bebé y la cama. Es importante que las mamás se cuiden a sí mismas, y los sujetadores de lactancia están diseñados para adaptarse mejor a los cuerpos de las mujeres lactantes. Con una amplia variedad de estilos, formas y colores disponibles en el mercado, seguro encontrarás uno que se adapte a tus necesidades y gustos.

¿Cual es el momento adecuado para comprar un sujetador de lactancia?

El proceso de adquisición de un sujetador de lactancia se divide en dos etapas. La primera comienza antes del parto, generalmente alrededor de la semana 35-36 del embarazo, cuando los senos aún pueden experimentar un aumento en su tamaño.

En esta etapa, se recomienda optar por un sujetador sin aros. ¿Por qué? Por dos razones principales.

En primer lugar, durante las primeras semanas después del parto, los senos experimentan cambios rápidos y es difícil predecir su tamaño exacto.

Un sujetador con aros requiere un ajuste muy preciso, lo cual puede resultar incómodo dada la variabilidad del tamaño de los senos en este periodo.

En segundo lugar, se trata de tu comodidad. Durante el primer periodo de lactancia, los senos son susceptibles al dolor y otras molestias.

Pueden estar hinchados, inflamados y sensibles debido a la succión del bebé. Por lo tanto, es fundamental proporcionar protección y comodidad continua a los senos para evitar la compresión y posibles rozaduras.

La segunda etapa en la elección de un sujetador de lactancia ocurre alrededor de la semana 4-6 después del parto. En este punto, el tamaño de los senos suele estabilizarse junto con la lactancia. Los senos ya no están tan hinchados y, en algunas mujeres, su tamaño se vuelve más predecible, fluctuando entre llenos y vacíos según el ritmo de la lactancia. Es en este momento cuando podemos estimar mejor las fluctuaciones de tamaño y elegir una talla y copa adecuadas para el sujetador de lactancia.

¿Cómo calcular la talla del sujetador de lactancia?

Recuerda que es importante comprar tu primer sujetador de lactancia mientras aún estás embarazada, preferiblemente durante el último mes antes del parto. Para calcular tu talla, comienza midiendo el contorno justo debajo de tus pechos. De esta medida, resta 10 cm, ya que es aproximadamente lo que disminuirá el tamaño de tus senos después del parto. Sin embargo, si notas que el perímetro debajo de tu busto no ha aumentado mucho durante los 9 meses de embarazo, simplemente resta 5 cm. Por otro lado, si has experimentado un cambio significativo, considera restar incluso 15 cm.

Luego, para determinar el tamaño de la copa, vuelve a usar la cinta métrica y mide el perímetro de tus pechos a la altura de los pezones. Para el sujetador de lactancia, elige una copa que sea una talla más grande que la de los sujetadores que solías usar. Esto se debe a que los senos tienden a aumentar de tamaño después del parto.

Si te resulta difícil medirte con precisión o calcular la talla adecuada, considera consultar a una experta en sujetadores, conocida como «bra fitter». Ellas pueden ayudarte a probar diferentes modelos y seleccionar el sujetador ideal para ti, asegurando un ajuste cómodo y adecuado durante el período de lactancia.

Ventajas de usar sujetadores de lactancia

No es difícil reconocer los beneficios que ofrecen los sujetadores de lactancia. En primer lugar, proporcionan el apoyo y el alivio necesarios durante este período, especialmente para los tejidos sometidos a estrés debido al repentino aumento de tamaño y peso en la zona.

Es importante señalar que, si bien las mujeres primerizas pueden considerar estos sujetadores como elementos indispensables para ellas o para sus bebés, esto no es completamente cierto. Sin embargo, sí pueden resultar muy útiles para prevenir la flacidez de los tejidos y la aparición de estrías en los senos.

Aquí hay algunas ventajas adicionales de utilizar este tipo de accesorio durante la etapa de lactancia:

– Son cómodos y prácticos para amamantar.

– Permiten amamantar en cualquier lugar sin mostrar completamente los senos.

– Ofrecen una cobertura adecuada para senos que han crecido y aumentado de peso durante el embarazo.

– Proporcionan un soporte máximo para los senos.

– La mayoría de estos sujetadores están fabricados con telas suaves y ligeras, como el algodón.

– Están diseñados exclusivamente para brindar comodidad durante la lactancia.

– Disponen de múltiples ganchos y ojales para ajustarse adecuadamente.

– Las correas son más firmes para mantener los senos en su lugar, levantándolos y previniendo la caída.

Tipos de sujetadores de lactancia

En cuanto a los tipos de sujetadores, existen tres variedades básicas para la lactancia: deportivo, con relleno y con aros.

El sujetador deportivo es ideal para usar en casa, dormir o cuando experimentas molestias en el pecho, ya sea debido a dificultades con la lactancia o a la hinchazón natural de los senos. Es una prenda imprescindible después del parto que te brindará mayor comodidad durante esos primeros días de ajuste.

Gratlin – Sujetador Deportivo Premamá De Lactancia Espalda Nadador para Mujer Gris Jaspeado M
  • Copas que se bajan con una sola mano ideales para lactancia
  • Espalda de corte nadadora y tirantes ajustables que te garantiza un perfecto ajuste
  • Estructura al interior de las copas que sostiene el busto al momento de lactar al bebé
  • Ideal para actividades de bajo y medio impacto

El sujetador de lactancia con relleno proporciona forma al pecho y evita que los pezones se marquen a través de la ropa. Sin embargo, puede resultar incómodo en las primeras semanas de lactancia debido a la hinchazón de los senos y al roce que puede causar.

Selene Sujetador Maternal Alba Sin Aro Y con Relleno Tierra 95C
  • Sujetador de enfermería C
  • Maternidad
  • Con agujero
  • Tallas 3 a 6
  • blanco, negro y cuero.

Los sujetadores de lactancia con aros suelen ofrecer una forma más estética al pecho, pero son apropiados solo cuando no hay molestias y el tamaño de los senos se ha estabilizado. Al comprarlos, es importante asegurarse de encontrar la talla exacta y evitar que el aro descanse sobre el seno, lo cual podría resultar incómodo y perjudicial. Recuerda que el pecho debe encajar perfectamente tanto por debajo como por los lados, y no debe rebosar por encima. Por esta razón, es recomendable esperar hasta que la hinchazón inicial se haya aliviado antes de optar por este tipo de sujetadores.

Gratlin – Sujetador De Lactancia y Premamá con Aros y Relleno para Mujer Negro 100C
  • Con aros para una mayor sujeción
  • Con clips de lactancia (sistema fácil de abrir y cerrar)
  • Preformado sin costuras, escote más profundo
  • Los tirantes regulables están suavemente acolchados

Tipos de abertura en los sujetadores de lactancia

En términos generales, los sujetadores de lactancia suelen ofrecer dos tipos de aberturas para facilitar la lactancia:

-Abertura vertical: Se realiza mediante un corchete o clip que se engancha en el punto más alto de cada copa, donde comienza el tirante del sujetador.

-Abertura horizontal: En este caso, una parte de la copa se retira hacia un lado, similar a una cortina. Esta abertura puede estar presente en sujetadores cruzados tipo top, que exponen completamente el pecho, o en modelos con una tela solapada que solo deja al descubierto el área alrededor del pezón, manteniendo el resto del pecho cubierto.

Además, existen modelos con diseños sofisticados que ofrecen funciones adicionales, como la posibilidad de incorporar discos de lactancia o sujetar el sacaleches, brindando una mayor versatilidad y comodidad para las madres lactantes.

Conclusión

Los sujetadores de lactancia son prendas esenciales para las mujeres durante el período de lactancia. Ofrecen comodidad, soporte y funcionalidad, facilitando el proceso de amamantar al bebé en cualquier momento y lugar. Además de proporcionar protección y alivio para los senos sensibles, ayudan a prevenir la flacidez y las estrías. Con una variedad de estilos disponibles, desde deportivos hasta con aros, las mujeres pueden encontrar el sujetador de lactancia que mejor se adapte a sus necesidades y preferencias. En resumen, estos sujetadores son aliados indispensables para hacer que la experiencia de la lactancia sea más cómoda y práctica tanto para la madre como para el bebé.